“Los cuadros que no se olvidan son los que enseñan cómo mirarlos y cómo mirar. Largamente meditados en las reglas del arte (el arte de la perspectiva a la vez geométrica y aérea, en Poussin y en Claudio de Lorena), son para la inteligencia del espectador una escuela de distanciamiento que le hace ver o presentir su propia fugacidad de superficie y el fondo, estable, insondable e inaccesible, del ser”.

Marc Fumaroli.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies