© 2014 Galería Arboreda

c/ Doctor Fleming, 82 - 84 - 15401 Ferrol  (La Coruña)

Tlf:    679 33 70 75

 email: galeria-arboreda@hotmail.com

  Don Clarke. Birmingham, 1932. 

   Estudia en el Moseley School of Art y en el Birmingham College of Art. Trabaja como ilustrador durante diez años y en Roma como restaurador durante tres. Expone desde 1978 en la galería Hüstege en Holanda con la que concurre a la ferias de Arte de Amsterdan y Basilea. Expone también en Bruselas, Friburgo y Londres. En 1978 obtiene el I Premio de Arte Pequeño Formato organizado por la Galería Arboreda y desde entonces es colaborador habitual de la galería.

 

   Pintor con clara vocación clásica, Don Clarke ha bebido con especial predilección en la fuentes del renacimiento italiano, a saber: orden, lógica, belleza y una permanente búsqueda de la presencia del ser humano, cuya esencia se enfrenta al universo en pos de descubrir su identidad. En la pintura de Don Clarke reina una calma que es  sostenida por el estudiado ordenamiento de todos los elementos que conforman la composición, incluida la figura. La línea recta marca el ritmo general y nada se escapa de los dominios de la razón, del pulcro equilibrio. De igual manera, cuida el dibujo y la limpieza de la ejecución, logrando ese fin antes citado de armonía general.

 

   Siendo pintor de nuestros días, es patente la influencia que ha ejercido en su obra la pintura surrealista, y en particular una derivación de esta corriente que se manifiesta más marcadamente en países centroeuropeos, con destacados artistas entre los que podríamos citar a René Magritte y Paul Delvaux .La imaginación es sometida por la evidencia de este mundo, y el cometido fundamental que tuvo la interpretación del sueño en estos pintores no se deja llevar por disparatadas trasposiciones de la forma. No por ello deja de tener suma importancia la visión subjetivizada del artista, que en el caso de Don Clarke planea por todos sus trabajos para llevar al espectador por el camino de lo inesperado, de lo desconocido, en suma, de la irreal veracidad de este pintor inglés.